¿Se puede ser más vago que este tipo?

Imagen

El hombre más vago del mundo

¡Por fin me ha llegado lo que necesitaba para sentarme! Cuando la vi me enamoré de ella, y es que aunque sea una caja de cartón, lo que importa es el interior, y si su alma está hecha de una silla, qué mejor que utilizarla como asiento. No necesito hurgar en sus entrañas para sacar la silla que lleva dentro, demasiado trabajo…